Introducción

Los diferentes autores consultados coinciden en el objetivo, propósito o importancia de la administración y en síntesis la administración sirve para hacer progresar a las organizaciones, a los individuos, a los pueblos, a las naciones y al mundo en general; al respecto todo el mundo tiene a flor de labio la expresión: "mala administración" para referirse a negocios, empresas, entidades, hospitales, clubes, municipios, gobiernos, que andan en malas condiciones o están quebradas, empobrecidas, son incumplidas; o lo contrario se utiliza el término: "buena administración" para referirse al éxito al progreso.

Pero revisemos lo que dicen los expertos:

Frederich Winslow Taylor en 1911 En su libro THE PRINCIPLES OF SCIENTIFIC MANAGEMENTE, se expresaba así del propósito de la administración:

"El objetivo principal de la administración debe ser conseguir la máxima prosperidad para el empresario y para cada uno de sus empleados.

Las palabras "máxima prosperidad" son utilizadas en sentido amplio, queriendo significar con ellas, no tan solo grandes dividendos para la empresa o el propietario, sino también el que cada sección de la empresa alcance su cota más alta de perfección y rendimiento, asegurando así una prosperidad permanente.

Del mismo modo, la máxima prosperidad para cada empleado significa, no tan solo que perciba salarios más elevados que los corrientes de su categoría profesional sino, lo que es más importante, el que cada hombre alcance sus máximas posibilidades de eficiencia, de modo que se capaz de realizar el trabajo más complejo para el que sus habilidades naturales le capaciten; y significa, también, que siempre que sea posible, se le ofrecerá precisamente éste tipo de trabajo

Otro autor mucho más moderno, Douglas McGregor, escribió en 1960, el libro "THE HUMAN SIDE OF ENTERPRISE (EL LADO HUMANO DE LAS EMPRESAS) y en él se lee acerca del propósito de la administración lo siguiente:

"Una de las principales tareas del administrador es organizar el esfuerzo humano para servir a los objetivos económicos de la empresa"

Más adelante el mismo autor agrega:

"El que una empresa prospere económicamente significa, entre otras cosas, que la gerencia ha logrado atraer gente competente a la corporación, organizando y dirigiendo sus esfuerzos hacia la producción y venta de bienes o servicios para obtener utilidades"

Autores aún más recientes, tales como George R. Terry y Leslie W Rue en su libro Principios de Administración, dicen:

"La Administración tiene propósitos determinados y es intangible. Procura obtener resultados específicos, expresados por lo común en términos de objetivos. Los esfuerzos del grupo contribuyen a estas realizaciones preestablecidas. Es posible calificar a la administración como intangible, puesto que no se la puede ver, sino que se evidencian solo los resultados que produce: adecuado rendimiento del trabajo, satisfacciones humanas y mejores productos y servicios"

Observemos la siguiente declaración:

"Los ejecutivos de las organizaciones no comerciales afirman en ocasiones que el propósito de los administradores comerciales es muy simple: generar utilidades. Pero en realidad las utilidades no pasan de ser una medida del superávit de los dólares (o cualquier moneda) obtenidos por conceptos de ventas sobre los gastados. Una de las metas más importantes de muchas empresas comerciales es el incremento a largo plazo del valor de sus acciones ordinarias. En estricto sentido, el objetivo lógico y públicamente aceptable de la totalidad de los administradores de todo tipo de organizaciones, lo mismo comerciales que no comerciales, debería ser el de obtener un superávit. Así, los administradores deben establecer un entorno en el que los individuos puedan cumplir metas grupales con la menor cantidad de tiempo, dinero, materiales e insatisfacción personal o en el que puedan alanzar en la mayor medida posible una meta deseada con los recursos disponibles. En el caso de empresas no comerciales como los departamentos de policía, así como en el de unidades de una empresa (un departamento de contabilidad, por ejemplo) no responsables de las utilidades totales de la compañía, los administradores también deben perseguir metas y esforzarse en cumplirlas con un mínimo de recursos o en la mayor medida posible con los recursos disponibles."

Para eso es en esencia la administración: para prosperar, para mejorar, para elevar la productividad, para alcanzar más altos niveles de superávit, etc. de las organizaciones, las empresas, los grupos humanos, si las empresas mejoraran o prosperan, cualquiera pensará que hay trabajo para la gente, y además con mejores salarios y prestaciones sociales y si así es, lógicamente que mejoran las condiciones socioeconómicas del país. De ahí que Peter F. Drucker haya dicho que no hay países pobres sino mal administrados no solo refiriéndose a la mala administración pública, que por cierto es un caos en el tercer mundo, sino a todos los procesos productivos en general.

Recuerde:

Usted puede bajar gratis el presente material, pero a cambio le ruego el favor de enviar muchos correos electrónicos a sus amigos diciéndoles que entren a esta página, la dirección es un poquito difícil de recordar por eso es mejor que la apunte:

www.malebranch.com